Saltar al contenido

Consejos para una Navidad y Año Nuevo saludables

Para llegar a las fiestas y empezar el nuevo año en la mejor forma, pon en practica estos consejos:

Cocina de manera saludable siempre que puedas.
Los días que no tengas eventos cocina al vapor, al horno o a la plancha; disminuye los platos con grasas saturadas (presentes en carnes, embutidos y productos de pastelería) y opta por el aceite de oliva y el pescado azul.


Recuerda comer frutas, verduras y hortalizas.
Así como alimentos ricos en hidratos de carbono integrales. Su fibra regula el tránsito intestinal y controla los niveles de colesterol.


No abuses de la sal.
Provoca retención de líquidos y aumenta el riesgo de hipertensión, por lo que mejor usa apio, especias o hierbas aromáticas. Evita también los alimentos precocinados y en conserva o enlatados por su alto contenido en sal.


No repitas postre: huye de los excesos.
Disfruta de turrones, mazapanes y bombones, pero sin pasarte. Para evitar el exceso de azúcar, pruébalos, sólo en la comida o cena de celebración, y no repitas, o compártelos con otra persona.


Dulces fuera de la vista entre las comidas.
Para evitar picar entre horas, guarda los dulces en un lugar donde no capten tu atención constantemente.

Realiza cinco comidas al día. Para almorzar y merendar puedes tomar fruta de temporada o frutos secos.

No te agües la fiesta con el alcohol.
Abusar de él puede provocarnos resaca y supone una ingesta de calorías vacías e inútiles. Intenta tomarlo únicamente durante la comida e intercalándolo con agua para eliminarlo más rápidamente y evitar la hinchazón y el dolor de cabeza. Y ten cuidado con el exceso de tabaco que suele ir ligado a los momentos sociales de estas fechas.


El agua, más necesaria que nunca.
Recuerda beber ocho vasos de agua al día; este hábito facilita el tránsito intestinal, hidrata el organismo y previene la deshidratación producida por el alcohol.


La báscula es tu aliada.
Sin obsesionarse ni pesarnos todos los días, sí podemos controlar nuestro peso, porque un aumento repentino puede ser señal de alarma.


Sal a pasear con tus familiares y amigos.
Además de hacer mejor la digestión, estaréis realizando actividad física, respirando aire fresco y pasando un rato agradable. Y gestos como dejar el coche e ir a comprar los regalos andando o subir escaleras en vez de usar el ascensor pueden compensar de algún modo los excesos.


Regala o regálate un podómetro.
Si caminas cinco mil pasos al día, dejas de ser sedentario. Para controlar el número de pasos, nada mejor que un podómetro.

Una cápsula de CACNÍIX
Cada noche, antes de ir a dormir, y desintoxicará tu sistema digestivo; lo que como consecuancia mejorará toda tu salud general significativamente. (lee mas en https://westerlundhealth.mx/que-es-cacniix/)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.